Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Contra el Medio Ambiente (U.F.I.M.A.)

Quienes diseñaron la Constitución Nacional de 1994 pusieron especial énfasis en la necesidad de asegurar a las generaciones presentes y futuras la posibilidad de gozar de un medio ambiente sano y equilibrado. En consonancia con este mandato, el Ministerio Público de la Nación ha montado la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Ambientales (UFIMA), con cabecera en Buenos Aires y cinco puntos de enlace en el país, en las ciudades de Paraná, Mendoza, Comodoro Rivadavia y Bahía Blanca y San Miguel de Tucumán.

La Unidad cuya sede en Tucumán tiene como jurisdicción Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, tiene la misión de velar por la protección ambiental, tendiendo a que se optimicen la prevención y la persecución de los delitos ambientales.

La UFIMA Tucumán, que intenta superar estructuras de trabajo perimidas (caracterizadas -entre otras cosas- por la intervención de jueces y de diferentes funcionarios judiciales en las tareas de investigación previas a un juicio oral, se encuentra presta a recibir denuncias o peticiones de cualquier ciudadano (pobre o rico, débil o fuerte) que pretenda la defensa de lo que él considere que es parte de su vida, de su ambiente, de su tradición y de su cultura.